fbpx Saltar al contenido
Arquitectura

Paisaje Urbanizado

octubre 16, 2019
Paisaje Urbanizado

Puntos de encuentro entre la sabana de la ciudad de Bogotá y sus centros poblados, conforman el Paisaje Urbanizado

La diferencia entre paisaje y espacio urbano suele asociarse con la cantidad de espacios abiertos y verdes que se sucedan el uno al otro, es asi como en cualquiera de las salidas de Bogotá nos encontramos con una ciudad que se difumina lentamente, o que desaparece de tajo dando paso a un espacio abierto y disperso, o un Paisaje Urbanizado.

Aun asi, la apariencia abierta de la sabana es una fantasía, puesto que, a pesar de ser un espacio visualmente abierto, no lo es en el aspecto físico:

mucho de su territorio es privado teniendo grandes extensiones de suelo industrial, agrícola o de alguna clase de servicio.

En esencia podría decirse que la sabana de Bogotá, la que es de todos, se resume a los conductos que definen las vías, las poblaciones y uno que otro espacio abierto al que se puede acceder, pero el común denominador de este territorio es una fuerte subdivisión territorial.

En este texto busco explorar un lugar que ve a la Sabana desde arriba, en el cual la relación entre lo urbano y lo rural esta menos tamizado por el mercado del suelo y posibilita cierta cercanía entre el campo y la ciudad.

Presento aquí un lugar que en lengua muisca se le llamaba Quiba, y hoy, en la nuestra “Valle de los Bosques”.

Esta vereda de la localidad de Ciudad Bolívar es un paraje oculto para la mayoría de los habitantes de la ciudad y la sabana.

La accesibilidad era muy limitada para personas ajenas al sector, además de diversas condiciones sociales complejas que limitaban el interés o la facilidad en conocer el área.

» La posibilidad de cierta cercanía entre el campo y la ciudad»

Aun asi, el sector tuvo una oportunidad de gran importancia para potenciar su desarrollo y reconocimiento:

La llegada de un sistema de transporte masivo tipo teleférico, que venía desde el portal el Tunal y subiendo por tres estaciones llega al sector del Paraíso (estación más cercana a la vereda de Quiba).

Paisaje Urbanizado
Vista de Ciudad Bolívar desde el Teleférico Transmicable. Bogotá, Colombia. / © Nicolas Gil F. 2019

Lo primero que se puede decir, es que la experiencia del teleférico no se resume solo en la posibilidad de acelerar el tránsito de personas entre las estaciones y el portal.

Ni tampoco lo hace como una plataforma turística en la que se puede ver la ciudad desde una perspectiva diferente.

Éste sistema de transporte es una oportunidad de desarrollo y accesibilidad para los habitantes a nivel personal y comunitario.

«La línea entre naturaleza y ciudad es difusa»

Y éso mismo sucede con un ícono urbano de la Ciudad de Corrientes.

A partir de la idea anterior, es válido mencionar que el efecto que tuvieron las estaciones (especialmente la del Paraíso) en el sector es notable tanto en lo social como en lo espacial. ya que como transición se abrió una gran plaza de bienvenida y posibilito el acceso de más personas a las áreas comerciales preexistentes en el sector.

Además, alrededor de esta plaza se aglomeran gran cantidad de servicios, que posibilitados por acciones comunitarias buscan nuevas opciones de producción económica basadas en recorridos, experiencias gastronómicas y artesanías.

Paisaje Urbanizado
Vista satelital estación El Paraíso. Bogotá, Colombia. / Mapa tomado de:  Google. (s.f.). [Mapa de Bogotá, Colombia en Google Earth]. Recuperado el 13 de octubre, 2019.

De esta forma, haciendo una revisión superficial sobre la relación que estableció la comunidad con este equipamiento de movilidad, puede decirse que:

La transformación, aunque aún incipiente, tiene un gran potencial de permitir el desarrollo y la dignificación de un área antes distante y de dificil acceso.

Indiscutiblemente no se puede hablar de Quiba sin mencionar el barrio el Paraíso y el recientemente estrenado Teleférico.

El paso de lo eminentemente urbano a lo rural y natural se da entre estos dos escenarios amplificando el valor de la vereda como un vestigio de nuestro entorno.

El valle de los bosques

Junto a la plaza de la Estación El Paraíso, se ubican un grupo de conductores que ofrecen el servicio de movilidad hacia diversas áreas del sector, entre ellas la Vereda de Quiba Baja.

La via hacia la Vereda Quiba Baja se encuentra en mal estado por lo que el recorrido es algo dificil, aunque el tiempo del trayecto no es más de 20 minutos.

La llegada a la vereda se da en un cruce de carreteras y hay que caminar a través de una via en la que se encuentran variedad de tiendas y locales de comida para llegar al centro de la vereda.

Lo primero que nos encontramos es una plazoleta enmarcada por una iglesia, una escuela rural y un conjunto de viviendas.

Lo segundo, como antesala de lo que hace famoso a este lugar es el viento fuerte que sopla casi sin ningún obstáculo que lo detenga pasando con fuerza a través de la plaza y sus prados aledaños.

También, la plaza, asi como las edificaciones que la paramentan, mantienen una imagen simple, cuya imaginería estética busca representar la arquitectura colonial:

Tejas de barro, marcos en madera, ventanas pequeñas y una superficie plana y sencilla como plaza, develan el esfuerzo puesto por los habitantes en hacer de este un lugar bonito, agradable y adaptado a sus necesidades.

Paisaje Urbanizado
Iglesia San Martin de Porres enmarcando la plaza de Quiba La Baja. Bogotá, Colombia. / © Nicolas Gil F. 2019

A partir de este punto ya estamos inmersos en una mecánica completamente diferente a la de la ciudad de la que partimos en el portal Tunal.

También dejamos atrás en el Mirador del Paraíso, aquí la mecánica es eminentemente más rural, y tanto el campo como el paisaje son fuerzas visibles en la forma en que la población se configura.

La densidad urbana, el carácter de las personas y la comunidad en general es diferente

Evidentemente el paisaje cambio, la densidad urbana, el carácter de las personas y la comunidad en general es diferente.

En términos del paisaje y del ambiente es una zona mucho más sostenible que la mayor parte de la Sabana de Bogota.

Hay que resaltar que la visita se realizó en el mes de agosto, mes en que el viento en la Sabana es mucho más intenso que en otras épocas.

Ésto promueve la actividad de elevar cometas, actividad que en el área era visible y muy atractiva.

Mirador de Quiba un auténtico Paisaje Urbanizado

El gran espectáculo del área es un mirador improvisado que se genera por la forma de la topografía y que permite ver a gran distancia a través de la Sabana.

El cambio es abrumador entre el ritmo vertiginoso y el ambiente urbano del que veníamos y que ahora vemos en la distancia en el paraje tranquilo en que nos encontramos.

Paisaje Urbanizado
Vista de la sabana de Bogota desde el mirador de Quiba, al fondo se ven los municipios de Mosquera y Funza. Bogotá, Colombia. / © Nicolas Gil F. 2019

Aun asi, la sorpresa mayor se guarda para el momento en que regresamos la vista de ese gran mirador a Quiba, puesto que el valle de los bosques se abre maravilloso ante el visitante o residente.

Debo decir que es inverosímil pensar que lugares asi se conserven a tan pocos minutos de una ciudad densa y compleja como lo es Bogotá.

Lugares con un paisaje que recuerda épocas anteriores en las que, aunque de forma inconsciente, las necesidades del hombre no implicaban la desaparición de su entorno y por el contrario lo refuerzan.

Reconocimiento del paisaje urbanizado y propio de la sabana

Ésta pequeña colina rodeada de praderas es un punto interesante, en el cual la línea entre naturaleza y ciudad es difusa, asi como la línea entre lo rural y lo urbano;

Ésa linea nos permite estar cerca de un entorno que en la ciudad ya puede darse casi por desaparecida, y que enriquece la vida urbana en términos que solamente la naturaleza puede hacerlo.

Seguramente este lugar sería más reconocido de encontrarse en otra zona de la ciudad.

Verdaderamente los problemas sociales y humanos del área limitan su apropiación y no se solucionaran solamente contando con un entorno tan rico y variado cerca.

Pero es este encuentro de situaciones el que se vuelve un llamado para tomar una gran oportunidad de desarrollo tanto social, como turístico y de reconocimiento del paisaje propio de la sabana.

Basado tanto en árboles, prados y cielos como en su coexistencia con los centros urbanos y la gente que los habita.

Paisaje Urbanizado
Vista de Quiba La Baja desde un predio aledaño, en esta imagen se pueden ver los valores paisajísticos y territoriales singulares del territorio y como estos se diferencian de la cuidad. Bogotá, Colombia. / © Nicolas Gil F. 2019

El sector es un área con situaciones de orden público complejas por lo que se recomienda tomar precauciones al visitarlo, ir en grupo y en horas del día.

Nicolás Gil F.

Comentarios!